domingo, 25 de enero de 2009

EL OTRO DÍA SOÑÉ


El otro día soñé que la membrana se hacía elástica
Que mi mano te rozaba tras la placenta
Soñé que soñabas en cortarme el cordón umbilical con los dientes
Que nuestra unión empezaba más abajo
Que tu boca y la mía rompían la membrana
Que las serpientes de nuestras lenguas
Zigzagueaban por nuestros cuerpos,
Que las manos desenhebraban las madejas de silencios
De caricias impedidas por la incomprensión,
Que los hilos blancos se iban como ácaros,
Que limpiábamos nuestras miradas,
Que los dientes y las risas volvían a ser protagonistas

El otro día soñé que tú soñabas que no había membrana.
Nelken Rot